CONDENA AL SANTANDER

El Supremo condena a Santander a pagar 600.000 euros por la errónea liquidación de un producto estructurado

MADRID, 29 (EUROPA PRESS)

El Tribunal Supremo ha condenado a Banco Santander (EUREX: 817651.EXnoticias) a pagar 600.000 euros a unos clientes que contrataron un depósito referenciado a la variación de fondos Optimal, afectados por la estafa de Madoff, cuya liquidación no se realizó de manera adecuada.

Según la sentencia, que estima parcialmente el recurso de los afectados, el banco no liquidó el producto estructurado contratado «conforme al valor liquidativo del fondo fijado y publicado en el sistema de información electrónica Bloomberg el 11 de diciembre de 2008», referido a la fecha de cancelación anticipada, establecida para el 28 de noviembre de 2008.

Los demandantes, defendidos por el letrado Juan Antonio Alcaraz Montesinos, contrataron el 18 de mayo de 2006 el producto financiero estructurado Multiestrategia Optimal por 600.000 euros.

El contrato, firmado el 18 de mayo de 2006, iniciaba su vigencia el 31 de mayo y el vencimiento inicialmente previsto esta fijado para el 30 de noviembre de 2009. Sin embargo, incluía una cláusula que permitía la cancelación anticipada del contrato cada seis meses a partir del inicio de su vigencia mediante una notificación por escrito con una antelación mínima de 80 días.

AFECTADO POR EL CASO MADOFF

Así, el 24 de julio de 2008 los demandantes dieron la orden de venta para la cancelación anticipada del contrato el 28 de noviembre de 2008, pero cuando llegó la fecha prevista para la liquidación (9 de enero de 2009), ésta no se realizó porque a mediados de diciembre de 2008 había estallado el llamado «escándalo Madoff», que había afectado a uno de los fondos en que los afectados habían invertido su dinero.

La resolución jurídica señala que durante la tramitación del proceso en Primera Instancia, Banco Santander pagó a los demandantes 220.199,96 euros en concepto de liquidación del producto estructurado.

Una vez analizada la causa, la Sala estima que la cuestión es aclarar si, una vez que fue publicado en el sistema de Bloomberg el dato que, según el contrato, permitía fijar la cantidad que debía ser reembolsada por Banco Santander a los demandantes como importe por su producto estructurado, hechos como el fraude Madoff podrían ser «opuestos» por la entidad a quién contrató con ella.

Así, la sentencia subraya que «al tratarse de una cuestión oscura», en tanto que no estaba prevista en el contrato, «es correcta la tesis de los recurrentes de que debió aplicarse el artículos 1288 del Código Civil» y tener en cuenta que «los riesgos acaecidos con posterioridad a la fecha de cancelación a la que debía ir referida la fijación del valor liquidativo del fondo no debían perjudicar al cliente, como tampoco estaba prevista que le beneficiaran revalorizaciones imprevistas y sorpresivas acaecidas entre esa fecha y la de liquidación».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *